¿Eres el que más gambas come de toda tu familia en la cena de Nochebuena? ¿Estás harto de que se te arruguen las manos de tanto pelar langostinos? Es el momento de aprender a pelar gambas con cubiertos para seguir siendo el que más gambas disfrute durante la cena… ¡Y sin mancharte las manos!

¡Apunta estos pasos y empieza a aprendértelos para ser el más rápido de toda la mesa!

  1. Empezamos quitando las patas con el cuchillo.
  2. Pinchamos con el tenedor el cuerpo de la gamba y retiramos la cabeza y la cola con el cuchillo.
  3. Hacemos un pequeño corte en la zona de las patas, entre la piel y la carne.
  4. Retiramos la piel con ayuda del cuchillo.
  5. ¡Disfrutamos de toooooodas las gambas que podamos comernos!

Sencillísimo, ¿verdad? ¡Ya puedes empezar a entrenar para ser el más rápido de todos! Porque seguro que se acaban en un abrir y cerrar de ojos.