Vivimos en una época en la que, en mayor o menor medida, nos pasamos el día entero conectados a Internet. Miramos el periódico a través del móvil de buena mañana, consultamos el tiempo, vemos qué han compartido nuestros amigos en las redes sociales y, aquellos que trabajamos en negocios digitalizados, realizamos todas nuestras tareas a través de los ordenadores o de cualquier otro dispositivo con conexión a la red.

¿Cómo no va a ser interesante para los hackers hacerse con todos los datos que tenemos en nuestros terminales y ordenadores (tanto personales como profesionales)? ¡Pues eso mismo es el phising!

¿Qué significa phising?

No es ni más ni menos que uno de los tipos de ciberataques más comunes y empleados por los delincuentes informáticos, ya que se trata de hacerse pasar por ti para entrar en tus dispositivos y conseguir toda la información importante que tienes en ellos.

Seguro que alguna vez te ha llegado algún correo en el que te decían que habías ganado una fortuna y que para conseguirla solo tenías que rellenar un formulario con tus datos… ¡No caigas en esa trampa!

Si esta forma de ciberdelincuencia ya supone un problema en tu vida personal… ¡Imagínate que roban todos los datos privados de tu negocio!

 

Tipos de phising

Phising de clonado

Es el más común, y no es ni más ni menos que el que te hemos explicado en el ejemplo que te hemos puesto.

Recuerda que tu banco (o cualquier empresa) nunca te pediría tus datos bancarios o tus contraseñas a través de un email o un mensaje de texto.

Phising dirigido

Este es un tipo de ciberataque mucho más elaborado, ya que los hackers, antes de proceder a robarte tus datos, harán un estudio personalizado de todo lo que compartes a través de Internet.

De esta forma, podrán enviarte un mensaje muchísimo más personalizado que en el caso anterior y hacerlo mucho más creíble.

Pharming

Es el más peligroso de todos, y te lo vamos a explicar con un ejemplo: un pirata informático hackea la web de tu banco, para que cuando sus clientes introduzcan la dirección de su web, estos sean redirigidos a una página con un aspecto totalmente igual que la de tu entidad. Seguramente tú no te darás cuenta de esto y, entonces, introducirás tus datos en una web infectada.

¿Cómo podemos evitar el phising?

-No te fíes de mensajes que te digan que has ganado un premio por ser tú

-Fíjate bien en la url de la página en la que vas a introducir tus datos

-Comprueba que el remitente de los mensajes es el oficial de la empresa que te lo envía

-Si piensas que estás siendo hackeado cambia todas las contraseñas

 

Los que te hemos comentado anteriormente solo son los tipos de phising más comunes que existen, pero todavía hay muchos más. ¿Crees que los datos de tu empresa o tus datos personales no son lo suficientemente interesantes para los ciberdelincuentes? ¡Estás muy equivocado! Y desde Vodafone Empresas en Alicante lo sabemos perfectamente.

 

Por eso, ponemos a tu disposición nuestra solución ante los ciberataques: Vodafone Secure Net. ¿Quieres saber más acerca de esta herramienta? ¡No dudes en contactar con nosotros!